Si tú vieras tu vida desde fuera

El anuncio de Lancôme nos invita a mirar nuestra vida desde fuera y los hijos de Dios tenemos la suerte de que Dios ve con delicia la vida de sus hijos. Y la mira, no como un tirano, sino como un Padre, y se siente orgulloso de tus victorias y, como no, de tus derrotas cuando después pides perdón y quieres volver a empezar.