Un retiro me cambió la vida. Lourdes Gamboa

Mi nombre es Lourdes, tengo 24 años, soy maestra infantil. La verdad que nunca me había parado a pensar en la pregunta que hace poco me hicieron y que dice así: ¿Cómo vives tu la Fe?, pues hasta ahora no he sabido muy bien cómo responderla, porque si soy sincera hasta ahora nunca me había planteado esa pregunta.

Desde bien pequeña, mis padres me han inculcado el amor por Dios y el vivir la vida por y para llegar hasta Él. Pero creo que no fue hasta un retiro que tuve la suerte de hacer cuando me estaba preparando para recibir el sacramento de la Confirmación, cuando más me acerqué a Dios y cuando de verdad empecé a vivir más mi fe y, sobre todo, a vivirla sabiendo que la estaba viviendo. En aquellos tres días que duró el retiro, pasé mucho tiempo rezando pero sobre todo hablando con Dios y de verdad abriéndome como nunca lo había hecho antes, que si soy sincera me hacía mucha falta ese tiempo a solas con Él. Allí comencé a darme cuenta de lo que estaba dando por sentado, del poco tiempo que hasta ese día dedicaba a Dios y de lo importante que es para mi tener a Dios cerca y de tener Fe plena en Él.

A día de hoy tengo muchísima más Fe gracias a ese retiro, vivo mi día a día confiando en Dios, porque como me dijo mi padre un día: “Dios tiene un plan para cada uno de sus hijos y es por eso por lo que estamos aquí”.

He aprendido a dejar mi vida en manos de Dios con la tranquilidad y la Fe de que todo lo que me pase será porque es la voluntad De Dios, sin miedo porque sé que será lo mejor para mí y que, aunque en el momento no sea capaz de verlo, seré feliz. Alguien me dijo una vez “ Dios siempre va a querer lo mejor para nosotros” y a día de hoy me doy cuenta de cuanta razón tienen esas palabras.

Cada día intento mejorar mi manera de vivir la Fe, sobre todo intento buscar recursos que me ayuden a vivirla, por ello hace poco me apunte al grupo de jóvenes de la parroquia de mi pueblo, donde sé que todos los que asistimos tenemos en su cierta medida las mismas preguntas y inquietudes y qué mejor sitio que ése donde poder ayudarnos unos a otros como hermanos e hijos De Dios que somos.