Hace unos meses publicamos una entrevista a Lucía Fonts Santana, entonces joven novicia de las Misioneras Combonianas, en la que nos contaba su historia y cómo surgió su vocación. Ahora, con 27 años, acaba de hacer su profesión y sus votos en Ecuador.

En este vídeo nos cuenta su experiencia con la población indígena y nos hace partícipes de su nuevo destino a África para el que ya tiene billete.

Artículo anteriorLa Maravilla De Pertenecer A La Iglesia – [Meditaciones desde Vallecas]
Artículo siguienteUn retiro me cambió la vida. Lourdes Gamboa