El playboy que se cayó del caballo

Leemos en Camino Católico que  Matteo Marzotto ha sido el hombre más deseado de Italia. Hijo de una familia aristocrática y de las más poderosas de la industria textil en Italia abría las portadas de la prensa rosa por sus romances y noviazgos con personalidades como Naomi Campbell y por sus exitosos negocios.

Lo tenía todo pero él sentía que le faltaba algo, no sabía bien el qué. Los anhelos del corazón son la semilla de Cristo que todos tenemos que Matteo no sabía interpretar. Sin embargo tras varias peregrinaciones marianas, Lourdes, Loreto…, y en Medjugorje tuvo una conversión, pero no inmediata, fue gradual: «Empecé a acercarme a la religión y mi vida cambió. A veces es necesario parar para poder seguir hace delante”. 

Explica: “Sentí el peso de un vacío, pero no sabía qué era o qué buscar. Lo tenía todo: un trabajo prestigioso, éxito, fama…Empecé a hacerme muchas preguntas. Recé pero de manera banal”

En Medjugorje halló “una forma de serenidad, pero me pidió que cambiara y el cambio fue tan radical que fue agotador”. Ahora frecuenta los sacramentos, acude a retiros espirituales y tiene director espiritual.

“La resurrección de Cristo es el mayor acto de amor y esperanza en la historia en el que es razonable y racional basar toda la vida”, proclama abiertamente.

Te recomiendo que leas completo el artículo publicado por Camino Católico