El vicario Auxiliar del Opus Dei afirma que el Papa reza mucho y procura estar cerca de las personas que más lo necesitan

D. Mariano Fazio, Vicario Auxiliar del Opus Dei, argentino como el propio Francisco, a quien conoció personalmente mientras era Arzobispo de Buenos Aires, y con quien entabló amistad, ha sido el encargado de iniciar el ciclo de conferencias, organizadas por la diócesis de Asturias, con motivo del sexto año de su pontificado.

Según ha publicado la Diócesis de Asturias, D. Mariano destacó cómo el trato del Santo Padre con Dios en la Oración le lleva a preocuparse por las personas. “Pude observarlo en muchas ocasiones, por ejemplo, al ver cómo saluda a los guardias suizos, preguntándoles por su familia, preocupándose por si se encontraban bien». Es por esto que el Papa pide siempre que recemos por él.

Al hilo de esta afirmación, quiso transmitir que “la vida de oración, lleva directamente al servicio a las almas. Si nos quedamos simplemente en la piedad individual, sin el impulso de preocuparnos por los demás, sería una falsa piedad”.

También recordó lo que Francisco escribió, antes de ser nombrado Papa, sobre cómo tenía que ser el próximo que ocupara la Cátedra de S. Pedro:  “Pensando en el próximo Papa, un hombre que desde la contemplación y adoración a Jesucristo, ayude a la Iglesia a salir de sí hacia las periferias existenciales. Que le ayude a ser la madre fecunda que vive de la dulce y confortadora alegría de evangelizar”.

Puedes leer este artículo completo entrando en la Diócesis de de Asturias