Si no conoces al cordobés Cisco García, merece la pena que lo hagas. Se partió la columna haciendo un mal salto cuando practicaba snow board y se quedó en una silla de ruedas. Decidió que merecía la pena luchar y se inició en la andadura del circuito de tenis en silla y sigue siendo un gran luchador.

En su cuenta de Instagram, @ciscogarve, acaba de publicar un vídeo que nos tiene que hacer reflexionar sobre algo que hoy no está muy de moda. Él mismo nos dice:

«Estamos dispuestos a aguantar la parte menos buena? Hoy os cuento cositas! A ver que os parecen 😀»

Artículo anteriorCausas de las crisis matrimoniales (I).
Artículo siguienteUn lugar que no deja indiferente a nadie, Calcuta. Testimonio del P. Miguel Díaz