«Todas las buenas obras juntas no pueden compararse con el sacrificio de la Misa, pues son obras de hombres, mientras que la Santa Misa es obra de Dios»

Artículo anteriorÁlex Álvarez: «No hay que basar la fe en las personas, sino en Dios»
Artículo siguiente4 mitos sobre la pornografía