La playa de los ahogados. Domingo Villar

Título: La playa de los ahogados

Autor: Domingo Villar

Escribir una novela policíaca tiene una técnica que no es nueva pero que Domingo Villar domina. Supone ir dibujando los personajes hasta hacerlos reales; adornarlos con detalles innecesarios que los enriquecen y al mismo tiempo alivian la novela; los diálogos imprescindibles; los comentarios que en un primer momento sorprenden, pero con los que el lector se puede sentir identificado –una técnica cervantina- y por encima del todo el engaño, que el autor nos ofrece para después ir tirando de él como el torero arrastra detrás de sí al toro.

En esta novela habría que citar también los lugares: la ciudad de Vigo esquemáticamente dibujada, la playa de Panxón y Monteferro, quizá familiares para algún lector. Escoger y separar; escoger lo que es útil y prescindir del resto, para no cansar. Por eso algunos capítulos no son más que escenas y Domingo Villar nos regala con una técnica atractiva y curiosa para ordenarlos: en vez de numerar los capítulos encabeza cada uno de ellos con una palabra y sus significados tomados de un diccionario. Una novela interesante, que se lee con facilidad a pesar de sus más de cuatrocientas páginas.

Crítica de Juan Ignacio Encabo para el Club del lector