Con todo el alma. Jaime Pastor.

    La realidad es que me cuesta asimilar lo vivido este puente con Hakuna en Roma. Tendría tanto que agradecer que no sabría ni por dónde empezar. De hecho, cuando me preguntan, me cuesta explicarlo. Contestar sobre sentimientos no es fácil. Es desnudar el alma, y eso, lógicamente, cuesta bastante. 

    Las HAM (Hakuna All Meeting) giraban en torno a la exhortación apostólica (Christus vivit) que el Papa Francisco escribió tras la celebración del sínodo de los obispos, y que tuvo como temática: jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional. Allí pudimos escuchar a monseñor Lucio Ruíz, secretario de la Secretaria para la Comunicación del Vaticano, hablar sobre esta reflexión vital que el Santo Padre quiso compartir con nosotros en el documento final del Christus vivit. También escuchamos testimonios de otros jóvenes sobre cómo viven en su vida esta exhortación apostólica. Testimonios normales de gente normal, con vaqueros y camiseta.

    “Nosotros no podemos callar lo que hemos visto y oído” se podía leer en una de sus diapositivas. Y es que esto lo llevo pensando mucho tiempo, cada vez soy más consciente de que somos responsables de lo que pasó hace más de dos mil años, pero también de cómo eso ha influido en nuestras vidas hoy y por eso me hago la pregunta: ‘¿Cómo vamos a callar ante lo que cambió nuestras vidas para siempre, ante el acontecimiento que cambió la historia de la humanidad?’. 

    Qué Hora Santa la del Vaticano. Porque lo que hacemos tiene sentido cuando nos arrodillamos ante Él. Qué vida más llena de vida y qué fácil es todo cuando te haces pequeño y reconoces que Le necesitas. Eso sentí el sábado. “Qué fácil fue decir siempre que sí” dice la canción ‘Todos por todos’ de Hakuna Group Music. Pues sí, Señor, qué fácil es decirlo y qué difícil lo hacemos nosotros. 

    Hay una canción del grupo Los Aslándticos que se llama ‘La forma de mirar’. Mientras la escuchaba me llamó la atención una frase que puede definir, perfectamente, lo que he vivido en Roma. “No es cosa de suerte, ni ocurre por casualidad, tú sabes que la respuesta está en la forma de mirar”. Y cómo nos mirábamos, cómo nos sonreíamos. Qué miradas más limpias, qué caras más llenas de vida. Si Cristo ha resucitado ¿Cómo no se nos va a notar?

    Siempre nos lo repite don Josepe: “Cristo es Vida”. Y creo que nosotros estamos aquí para contagiarnos de esa Vida. Y estamos en el mundo para contagiarlo del que es la Vida misma, porque Cuando le conoces ya nada es igual. Y la verdad es que no queremos más, no venimos a dar lecciones: simplemente queremos amar como Cristo nos amó primero. No me han cambiado la vida las HAM, para qué mentir, pero sí me ayuda a mirar con ojos nuevos todas las cosas, porque ¿sabes qué? Él lo hace todo nuevo, vaya que sí.

    Jaime Pastor Cruz