Un presidiario se convierte gracias a la Virgen María

Un expresidiario vino en peregrinación al santuario de Torreciudad (Huesca) y dejó este testimonio de la conversión que vivió en la cárcel y de cómo ahora es un gran enamorado de la Virgen María y difunde la devoción mariana siempre que tiene ocasión.

Cuenta que estando preso le lloraba a la Virgen que si salía de la cárcel antes de su cumpleaños le regalaría una imagen. Ella  se lo concedió y él cumplió su palabra.

También le atribuye a la Virgen el haber vuelto a la vida cuando estaba en quirófano siendo operado de cáncer. Hubo un momento en que lo dieron por muerto pero finalmente volvió a la vida. Escucha cómo te lo cuenta él.

Testimonio publicado en el canal de YouTube del Santuario de Torreciudad