Para eso fuiste, Sabela

Una representante de las juventudes de Podemos, Sabela Rodríguez, se ha pasado de la raya porque con un crucifijo no se juega.

Según leemos en el diario La Razón, la líder de esta formación política fue invitada, por el Colegio Mayor Moncloa de Madrid, a participar en un debate político en el que intervendrían representantes de otros partidos.

Pero mientras esperaba el comienzo del acto, la pasaron a una sala y sólo se le ocurrió la gracia de robar un crucifijo para posteriormente publicar unas fotos polémicas en Instagram con el objeto religioso boca abajo acompañado con el texto “territorio conquistado”.

El partido se ha disculpado y ha informado que Sabela irá al colegio mayor a devolverrlo y presentar también sus disculpas

Esta noticia puedes leerla completa en La Razón