En mayo de 2018 nos sacudía la noticia del accidente de tráfico en el que fallecían el matrimonio formado por Xabi Prats y Tere Nebot y la madre de él dejando nada menos que a 6 niños huérfanos.

Evidentemente fue durísimo para sus hijos, pero por suerte Miguel Nebot, hermano de Teresa, y su esposa Elisa Bayano, embarazada en ese momento, asumieron la custodia de sus sobrinos. De la noche a la mañana formaron una familia supernumerosa, pasaron de 3 a 9 hijos, teniendo que superar muchas dificultades.

El Diario Vasco se ha hecho eco del premio de Hirikude que ahora recibe, esta familia vasca, por su «superioridad y generosidad» y posan felizmente abrazados tras haber conseguido con mucho esfuerzo una relativa normalidad.

Tanto Miguel como Elisa no dudan en atribuir parte del mérito a sus propios hijos. «Sobre todo, es gracias a ellos. Han contribuido mucho», aseguran, mientras recuerdan el «campamento con mochilas» que tuvieron que construir al inicio.

Puedes ampliar esta noticia en Diario Vasco

Artículo anteriorEncuentro de Jóvenes Católicos con Alfonso Araque
Artículo siguienteLa Receta – [Orar con GPS]