Hoy me preguntaba una madre en el Colegio: ¿Qué es el cielo y cómo se lo puedo explicar a mis hijos pequeños? La respuesta no es fácil porque San Pablo, que tuvo una visión del cielo, dice que ni oído oyó, ni ojo vio lo que Dios tiene preparado para su hijos.