La vida puede ser maravillosa

Hoy hace diez años se apagaba una de las grandes voces deportivas de nuestro país, la de Andrés Montes, que dejó como legado su intachable sonrisa y una frase que con los años también ha ido silenciándose. “La vida puede ser maravillosa”, pregonaba en cada una de sus retransmisiones. Una frase, que en la víspera del décimo aniversario de su despedida, perdía todo el sentido en las calles de Barcelona. Y es que sin ti, Andrés, la vida ya no es tan maravillosa.

Publicado por Óscar Llena Fernández en Medium