El domingo 17 de marzo tuvimos una charla-testimonio de María Parames en la Parroquia de San Juan Crisostomo de Madrid.

Como se puede ver en la fotografía no cabía ni un alfiler.

Artículo anteriorDescubrí la vocación cuando me acerqué a Dios
Artículo siguienteEl evangelio de hoy en 1 minuto