El milagro que ha beatificado al Padre Arnáiz

“Aquel 7 de junio yo estaba en casa con mis hijas, que eran pequeñas, mientras él practicaba deporte con varios amigos. De pronto, me llamaron para decirme que me fuera al hospital. En un primer momento me dijeron que se había partido una pierna, pero yo sabía que había algo más. Fui sin perder tiempo y me encontré que estaba en coma. La situación era crítica y no nos daban esperanza ninguna de que se recuperara, y si lo hacía sería con grandísimas secuelas. Mi cuñada sacó la estampa del Padre Arnaiz (recuerda emocionada), la metió debajo de la almohada y comenzó la novena”.

Así empieza Encarnita a explicar a Aciprensa como fue el milagro que ha dado lugar a la beatificación del Padre Arnáiz este domingo 20 de octubre. Su marido había sufrido un infarto y llegó a estar hasta 10 minutos sin oxígeno. Estuvo más de dos meses  en la UCI. Su familia seguía rezando al P. Arnaiz, sacerdote jesuita malagueño.

En un momento dado, los médicos le fueron retirando la asistencia, esperando a ver cómo afloraban los daños neurológicos que presentaba su cerebro. “Poco a poco fue respondiendo, cuenta su esposa, caminando, andando… y hoy en día no presenta ningún síntoma, a pesar de que las pruebas demuestran que el daño está ahí. Es algo inexplicable”.

En este enlace de Camino Católico puedes conocer más ampliamente cómo fue este milagro y quién era el Padre Arnaiz.