La filosofia de vida de Francisco

La vida se parece un poco al portero de futbol, que agarra el balón de donde venga. Y la vida se debe agarrar de donde venga.

El deporte salva del egoísmo, ayuda a no ser egoista, por eso es importante trabajar en equipo, estudiar en equipo y ganar el camino de la vida en equipo.

Huir de los desafíos de la vida no es nunca una solución. Si no aprendemos a agarrar la vida como viene, nunca, nunca, aprendemos a vivir.

Arriésgate. El que no arriesga no camina.
¿Y si me equivoco? Bendito sea el Señor.
Te equivocarás más, si te quedas quieto, quieta.

No venimos a este mundo a vegetar. Al contrario, hemos venido a otra cosa, a dejar huella.

 

Fuente: ROME REPORTS