«Hay un parque en Mosul donde ensartan las cabezas de los niños en palos»

¡Qué horror!. La entrevista de ayer a Mark Arabo en la cadena CNN, está conmocionando a la opinión pública. Una lástima tener que esperar a que salga en la tele. Arabo es uno de los líderes de la comunidad caldea en Estados Unidos y ha estado en Mosul, «el mundo no ha visto este tipo de atrocidades en generaciones»

«Hay un parque en Mosul donde el Estado Islámico (EI) decapita sistemáticamente a los niños y ensarta sus cabezas palos. Cada vez más niños están siendo decapitados; sus madres son violadas y asesinadas. A sus padres los están colgando»

No voy a insistir. Desde que venció el ultimátum, y tal como advirtió el Patriarca Sako, el exterminio de los cristianos tomaba una nueva dimensión. La caída de Qaraqosh, «la ciudad cristiana», supone un paso más en la escalada del genocidio de los asirios. Ha caído también el mito de la fiereza de las fuerzas kurdas, que la propaganda occidental presentaba como temibles y que estaban encargadas de proteger la zona contra el avance de los islamistas. No han resistido.
Los obispos de Oriente Medio piden al mundo occidental que por favor, intervengan. El Papa ha enviado al Cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, su enviado personal para expresar su cercanía espiritual a las poblaciones que allí sufren y llevarles la solidaridad de la Iglesia, Lombardi leía ayer un comunicado papal e instaba a todos los nuncios de la zona «a presentar su significado e importancia, sea a las autoridades políticas de los países en donde están como representantes de la Santa Sede, sea a las autoridades eclesiásticas».

El Santo Padre cuando le preguntaban sobre el holocausto judío en la Segunda Guerra Mundial le respondía al periodista:

«¿sabe usted que conocían perfectamente la red ferroviaria de los nazis para llevar a los judíos a los campos de concentración? Tenían las fotos. Pero no bombardearon esas vías de tren. ¿Por qué? Sería bueno que habláramos de todo un poquito»

Espero que no tengamos que preguntarnos dentro de unos años y no tengamos que hablar ‘un poquito’.
Mientras tanto, no se me va de la cabeza la escena que relata Mark Arabo, que el Señor les conforte en estos momentos. Me uno a las intenciones del Papa: «Pido a todas las parroquias y comunidades católicas que en este fin de semana dediquen una oración especial por los cristianos iraquíes.»

 

Fuente: infoCatólica