Los sacramentales son signos sagrados o acciones sagradas por las que se confiere una bendición.
Ejemplos típicos de sacramentales son la imposición de la ceniza el Miércoles de Ceniza, el lavatorio de los pies, el uso del agua bendita, la bendición de la mesa, las palmas del Domingo de Ramos, la bendición de diferentes objetos, las procesiones, el exorcismo y el rito de la profesión en una congregación religiosa.

Artículo anterior¿Cómo que la misa es aburrida? Rapapolvo del cardenal Dolan desmontando con emoción esa excusa
Artículo siguienteEspaña: Papa Francisco vuelve a llamar a las Carmelitas Descalzas de Lucena