El amor de Cristo se muestra en que busca a quienes están perdidos y cura a los enfermos. Por eso se nos dan los -> SACRAMENTOS de la curación y restauración, en los que nos vemos liberados del pecado y confortados en la debilidad corporal y espiritual.

Artículo anteriorEl Gobierno dice que no expropiará Catedral de Córdoba en España
Artículo siguienteUna vida por delante