Miles de peregrinos visitan las tumbas de San Juan Pablo II y Juan XXIII

Miles de peregrinos hicieron noche en el Vaticano para participar en la ceremonia de canonización de los Papas Juan Pablo II y Juan XXIII, seguidamente se organizaron en filas para visitar las tumbas de los dos nuevos santos dentro de la Basílica de San Pedro.

Para facilitar que más peregrinos pudieran detenerse en oración ante la tumba de los nuevos Papas santos, la Oficina de Prensa de la Santa Sede informó que Basílica de San Pedro permaneció abierta hasta hasta las 10 de la noche del domingo.

Los peregrinos despertaron la ciudad de Roma con cánticos de alabanza a Dios en dirección a la Plaza de San Pedro y hacia los principales puntos de la ciudad, adaptados para la ocasión, con pantallas gigantes que retransmitieron la ceremonia en vivo.

El joven Juan Pablo Soteldo, bautizado con este nombre en honor al nuevo Santo polaco, dijo que “es un orgullo llevar el nombre de un Papa tan importante para la Iglesia”. “Ahora iremos a visitar su tumba en San Pedro”, añadió.

“Hemos estado haciendo adoración y luego vinimos a esperar para entrar en la basílica. Es un momento histórico, nunca había habido la canonización de dos Papas a la vez. Juan Pablo II fue nuestro Papa y el que siempre nos dijo que abriéramos las puertas a Cristo y que no tuviéramos miedo”.