354.- ¿Se puede obligar a los hombres a creer en Dios?

No. Nadie debe obligar a nadie a creer, ni siquiera a los propios hijos; así como tampoco debe ningún hombre ser obligado a la incredulidad. El hombre sólo puede decidirse a creer en total libertad. Sin embargo, los cristianos están llamados a ayudar a otras personas, mediante la palabra y el ejemplo, a encontrar el camino hacia la fe.

El papa beato Juan Pablo I I dice: «El anuncio y el testimonio de Cristo, cuando se llevan a cabo respetando las  conciencias, no violan la libertad. La fe exige la libre adhesión del hombre, pero debe ser propuesta» (encíclica
Redemptoris Missio 8, 1990)