El rito esencial en la administración del SACRAMENTO de la Unción de los enfermos en la Iglesia consiste en la unción de la frente y las manos con el óleo sagrado, acompañada por las oraciones correspondientes.

Artículo anterior122.- ¿Para qué quiere Dios la Iglesia?
Artículo siguienteJesús Llopis, “Juguetes para todos”: “No queremos que ningún niño se quede sin un juguete la noche de Reyes”