Los que hacen los medios tienen una responsabilidad ante los usuarios de los mismos. Ante todo, deben informar conforme a la verdad. Tanto la investigación de los verdaderos hechos como su publicación, deben tener en cuenta los derechos y la dignidad de la persona. 
Los MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL deben contribuir a la construcción de un mundo justo, libre y solidario. En realidad, no pocas veces los medios se emplean como arma en las disputas ideológicas, o, en aras del mayor alcance («cuota de pantalla»), se abandona el necesario control ético de sus contenidos y se convierten en instrumentos para seducir y hacer dependientes a las personas.

Artículo anteriorHace 44 años Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco, fue ordenado sacerdote
Artículo siguienteLos peregrinos de la ONCE, emocionados con Francisco «Quédate el bastón, te hará más falta, yo te lo bendigo»: el Papa a una niña ciega de Valencia