El número 2 de la Legión explica en una carta los motivos de su marcha

En una carta, enviada a los miembros de la Legión y del Regnum Christi, De Guedes deja caer algunas de las razones de su marcha, que fuentes cercanas al religioso han asegurado tiene que ver con la falta de voluntad renovadora en el interior de la congregación, y con una “llamada de atención” al Papa Francisco para que impulse un cambio radical, “en personas y actitudes” cuando, el próximo mes de enero, los legionarios aprueben la reforma de sus constituciones.

Según se lee en la misma, De Guedes resalta que “he pedido tres años de exclaustración para hacer un discernimiento más sereno sobre mi permanencia en la Legión (…), y el cardenal Velasio De Paolis, con dolor, pero con mucha comprensión y bondad me ha concedido un año para que pueda recuperar fuerzas y completar este discernimiento personal”.

La carta a continuación:

 

Roma, 6 de noviembre 2013
A los legionarios de Cristo y los miembros del Regnum Christi

Estimados en Cristo,
Por petición del Cardenal Velasio De Paolis les envío estas líneas para comunicarles una decisión personal que he tomado de la mano del Señor.
Como saben, en enero del 2012 Su Eminencia me invitó a hacer parte del consejo general de la Legión, después de la consulta realizada a finales del 2011 en la que muchos de Uds. me dieron su confianza. Aprovecho esta ocasión para agradecer al cardenal y sus consejeros personales por la confianza que depositaron en mí.
En marzo del 2012 empecé a desempeñar esta misión, a la que me he entregado con pasión y totalidad para contribuir de una manera constructiva al reto de lograr la auténtica y profunda renovación la Legión de Cristo y el Regnum Christi que han pedido los Papas Benedicto XVI y Francisco.
Hoy, después de una larga y profunda reflexión, a partir de la Lectio Divina hecha para encontrar respuestas, y apoyado por mi director espiritual, reconozco y acepto que ya no tengo fuerzas para seguir en este cargo.
Mirando el ejemplo del Papa emérito Benedicto XVI, veo que lo mejor para la Legión en este momento es que me retire de este proceso. Lo hago con paz ahora porque todo mi trabajo ya está hecho y lo que queda por delante son aspectos prácticos para organizar el Capítulo general.
He solicitado tres años de exclaustración para hacer un discernimiento más sereno sobre mi permanencia en la Legión. El cardenal Velasio De Paolis, con dolor, pero con mucha comprensión y bondad, me ha concedido un año de extra domum para que pueda recuperar fuerzas y completar este discernimiento personal.
Seré acogido en la Arquidiócesis de Brasilia, Brasil, donde el arzobispo, Don Sergio da Rocha, y su presbiterio me recibirán en los próximos días.
Aprovecho para agradecer a todos mis hermanos legionarios, sobre todo en quienes me he apoyado en esta trascendente misión; a todos los grandes amigos que hice aquí y que hasta el último momento me brindan su apoyo incondicional, afecto y estima.
Agradezco también a los miembros consagrados de la rama masculina a quien les dirijo un afectuoso saludo lleno de gratitud y estima. Ustedes conocen mi aprecio por su vocación y su espíritu evangélico.
Mi gratitud va a demás a mis hermanas consagradas a quienes admiro y de quienes siempre he recibido tanta amistad y el consuelo de su maternidad espiritual.
Finalmente agradezco a todos los miembros seglares del Regnum Christi con quienes he podido compartir mi vida en estos 21 años de servicio a Cristo en la Legión.
Seguiré encomendando en mi oración el proceso de renovación del Movimiento y de la Legión, sobre todo las asambleas generales y el Capitulo General. Pido a todos su oración en esta nueva etapa de mi vida.
Con sincero afecto y estima,

P. Deomar Deguedes, LC.