183.- ¿Por qué se interpreta música en las celebraciones y cómo debe ser la música para adecuarse a la Liturgia?

Donde las palabras no son suficientes para alabar a Dios, la música acude en nuestra ayuda. 

Cuando nos dirigimos a Dios siempre hay algo inefable y algo que no expresamos. Ahí puede ayudarnos la música. En el júbilo, el lenguaje se convierte en canto, por eso los ángeles cantan. La música, en las celebraciones litúrgicas, debe hacer

más hermosa e íntima la oración, debe tocar con hondura el corazón de todos los presentes, elevar hacia Dios y preparar una fiesta de tonalidades para Dios.