Francisco recibió el primer cuadro que se pintó en su honor

 

La artista plástica Mercedes Fariña se entrevistó en el Vaticano con el Papa Francisco, a quien le obsequió el primer cuadro al óleo que se le realizó y que recrea al Pontífice en pose contrita y rogando a Dios, mientras en segundo plano se extiende la imagen de la basílica de San José, del barrio de Flores, de donde ambos son oriundos.

Fariña, de 36 años, vecina del barrio porteño de Flores, pintó el primer cuadro del mundo sobre el Papa, que tituló «Habemus Papam». La autora anhelaba que Francisco pudiera ver su obra y esta mañana logró obsequiársela personalmente.

El cuadro pintado por Fariña le tomó 15 días de intenso trabajo. Tiene 5 capas de óleo y muestra al Papa en el día de la Misa de inicio del pontificado, al costado de la Basílica de San José de Flores, en donde se aprecia la frase que dijo el 13 de marzo ante la abarrotada Plaza de San Pedro “han venido a buscarme al fin del mundo”. Dos franjas de colores aparecen sobre la iglesia sin opacarla, con forma de cruz como elemento simbólico.

En la misma audiencia se le hizo entrega al Papa de un maletín con las cinco reproducciones de los cuadros que hasta la fecha cuenta la serie.
La serie pictórica “Habemus Papam” cuenta con el aval institucional del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, habiendo sido reconocida como la primera serie alegórica de cuadros del mundo, en homenaje al obispo de Roma.

Por invitación del Arzobispo de Buenos Aires, Monseñor Mario Poli, y del rector de la catedral, presbítero Alejandro Russo, la serie pictórica será expuesta en la catedral metropolitana a fines de diciembre.