Después, Jesús recorría las ciudades y los pueblos, predicando y anunciando la Buena Noticia del Reino de Dios. Lo acompañaban los Doce
y también algunas mujeres que habían sido curadas de malos espíritus y enfermedades: María, llamada Magdalena, de la que habían salido siete demonios;
Juana, esposa de Cusa, intendente de Herodes, Susana y muchas otras, que los ayudaban con sus bienes.

Artículo anteriorSanta Sede insiste en necesidad de eliminar armas nucleares
Artículo siguiente145.- ¿ Por qué quiere Jesús que existan personas que vivan para siempre una vida en pobreza, castidad y obediencia?