Una fundación cuyo objetivo es cambiar el mundo, el CARF

Centro Académico Romano Fundación CARF, nació en 1989, y ayuda fundamentalmente a la formación de sacerdotes y seminaristas: en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz (PUSC), en las Facultades de Estudios Eclesiásticos de la Universidad de Navarra (UN) y Colegios Eclesiásticos Internacionales (Sedes Sapientiae y Bidasoa). Contribuye con la puesta en marcha y mantenimiento de los centros donde se imparten esas enseñanzas, y de los Colegios Sacerdotales y convictorios donde residen buena parte de los alumnos.

La Fundación tiene por objetivo contribuir a que sacerdotes y seminaristas de todo el mundo reciban una sólida preparación tanto teológica, como humana y espiritual.

Junto a la cualificada formación teológica y científica en los diversos centros universitarios, conviene resaltar la peculiar vivencia de aquellos alumnos que estudian en Roma. Allí adquieren un sentido más hondo de la universalidad de la Iglesia, al vivir más cerca del Santo Padre.

Las universidades e instituciones, al servicio de la formación de sacerdotes, estuvieron presentes en el celo apostólico y sacerdotal del fundador de Opus Dei, San Josemaría Escrivá de Balaguer. Su sucesor, el Venerable Mons. Álvaro del Portillo, con la necesaria aprobación de la Santa Sede, culminó este deseo iniciando en 1984 la actividad de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz. Esta Universidad añadió, a las clásicas tres Facultades de Estudios Eclesiásticos, la de Comunicación Social Institucional en 1996.

 

11
 
1