Artículo anteriorHoy la Iglesia celebra a la beata Madre Teresa de Calcuta
Artículo siguiente457.- ¿Por qué la verdad exige discreción?