En realidad es Cristo mismo quien actúa encada celebración eucarística. El OBISPO y el PRESBÍTERO lo representan. [1348]

La fe de la Iglesia afirma que el celebrante está ante el altar in persona Christi capitis (latín = en la persona de Cristo cabeza). Esto quiere decir que los sacerdotes no sólo actúan en el lugar de Cristo o por su encargo, sino que, a causa de su consagración, es Cristo quien actúa a través de ellos como cabeza de la Iglesia.
Artículo anteriorEl Papa nombra a Mons. Pietro Parolin nuevo Secretario de Estado del Vaticano
Artículo siguienteCristina Figueroa, estudiante: “Los jóvenes somos más que una fiesta de viernes”