La Iglesia es el lugar del mundo donde el Espíritu Santo está plenamente presente. [797-801,809] 
El pueblo de Israel adoraba a Dios en el templo de Jerusalén. Este templo ya no existe. Su puesto lo ha ocupado la Iglesia,que no está sujeta a un lugar determinado. «Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos»(Mt 18,20). Quien vivifica a la Iglesia es el Espíritu de Cristo:habita en la palabra de la Sagrada Escritura y está presente en los signos sagrados de los SACRAMENTOS. Habita en los corazones de los fieles y habla en sus oraciones. Conduce a la Iglesia y le otorga sus dones (CARISMAS), tanto los sencillos como los extraordinarios. Quien se confía al Espíritu Santo puede experimentar también hoy verdaderos milagros.

 

Artículo anteriorEl valor de la Amistad
Artículo siguienteSuiza cambiará su himno por hacer referencias a Dios