Crónica: JPJ en el Rocío.

Pasada una semana de la celebración de la Jornada de Pastoral Juvenil (JPJ) en el Rocío, podemos hacer una crónica de esta preciosa jornada, que sin duda, ha reforzado la Fe de muchos jóvenes.

Todo comenzó con un acto penitencial en Almonte que reunió a miles de jóvenes de Andalucía, y de algunos sitios de España. Después del acto, comenzó la peregrinación de los jóvenes en búsqueda de la Reina de las Marismas por el camino de los Llanos, que va de Almonte al Rocío.

El viernes por la mañana, cada diócesis tuvo una celebración de la Eucaristía, y una catequesis por su respectivo Obispo. Por la tarde, los asistentes a la JPJ participaron en los diversos talleres que fueron organizados para esta jornada. La jornada del viernes finalizó con el rezo del Santo Rosario junto al resto de jóvenes diocesanos andaluces con la Hermandad Matriz de El Rocío, y la Vigilia Mariana en comunión con la JMJ de Río de Janeiro.

El sábado, al igual que el viernes, también hubo Misa y catequesis por la mañana. Por la tarde, tuvo lugar la “fiesta de carismas”, un espléndido muestrario de la diversidad de la realidad eclesial. Ya por la noche, situados todos en la plaza del Real, comenzó la Vigilia de oración en conexión con Río de Janeiro. Una celebración que estuvo marcada por testimonios de vida cristiana, teatros, canciones, salves…

El domingo, antes de que cada diócesis se fuera a sus respectivas provincias, se celebró una Eucaristía de envío, que puso el colofón final a la Jornada de Pastoral Juvenil en El Rocío. El encargado de oficiar la Misa de envío fue el Arzobispo de Sevilla, Mons. Juan José Asenjo, quien en su homilía invitó a los jóvenes a “mostrar el rostro de Cristo a los demás”.

Durante la Jornada, los asistentes tuvieron la opción de poder visitar al Santísimo Sacramento en permanente exposición en el Santuario de Ntra. Sra. del Rocío.

20130804-202731.jpg

20130804-202746.jpg

20130804-202754.jpg