El niño que hizo llorar al Santo Padre

Llamó la atención en todo el mundo desde que ocurrió durante uno de los tantos trayectos que el Papa Francisco hizo por las calles brasileñas. Un niño, llamado a Nathan de Brito hizo llorar al Papa Francisco. Las imágenes de las lágrimas del Papa y del emocionado menino han dado la vuelta al mundo y gracias a la prensa local ya se sabe qué conmovió tanto al Pontífice.

«Santidad, quiero ser sacerdote de Cristo, un representante de Cristo», dijo el niño, mientras lloraba de la emoción. Conmovido por sus palabras, el Papa Francisco le respondió: «Voy a rezar por ti, pero te pido que reces por mí. A partir de hoy, tu vocación se concretó».

Nathan solo tiene nueve años, pero el vídeo de tan emotivo momento ya ha alcanzado más de 700.000 visitas en Youtube.

A través de las pantallas y desde las barras de seguridad, la gente veía que el niño no quería dejar al Pontífice. Sin embargo, luego de varios intentos, la seguridad del Papa pudo retirar al menor que seguía con lágrimas en el rostro.

Ya en la pista, Nathan, dio varios pasos acompañando al Pontífice, al lado del papamóvil, saludándolo con las manos y enviándole besos. Incluso tuvo que ser consolado por un miembro de la seguridad, hasta llegar a la barrera donde lo esperaba un familiar que lo recibió entre la muchedumbre.

Este ha sido hasta el momento el caso más conmovedor de la Jornada Mundial de la Juventud de Río 2013, que ha mostrado nuevamente al mundo la sencillez del Pontífice, cuya cercanía ha impulsado a varias personas a salirse del protocolo y expresarle su cariño.