Otro gesto de sencillez del Papa

Según la información del sitio web Intermirifica.net del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales la habitación que el Papa Francisco usará en Brasil es muy sencilla, con lo indispensable para orar y descansar. Han publicado una serie de fotografías. La Casa Sumaré es además el lugar en el que, del 2 al 5 de octubre de 1997, estuvo alojado el Beato Papa Juan Pablo II cuya canonización -junto con la del Beato Papa Juan XXIII- ya ha sido aprobada por Francisco. Ese viaje lo realizó el Papa peregrino en ocasión del II Encuentro Mundial de las Familias. La recámara que ocupará el Santo Padre tiene una cama sencilla, una mesita de noche con un teléfono y un pequeño escritorio. Al centro y sobre la cama, como se aprecia en la foto que acompaña a esta nota, se ha colocado un crucifijo. El cuarto del Papa en Río de Janeiro refleja la sencillez y la humildad que desde un inicio ha caracterizado este pontificado y en general el ministerio del que fue antes el Arzobispo de Buenos Aires. El entonces Cardenal Jorge Mario Bergoglio vivió en un pequeño departamento en vez de en la residencia arzobispal en la capital argentina, tomaba el bus y el metro públicos, y cocinaba su comida.

Fuente: www.aciprensa.es