Un remedio para vivir un buen matrimonio.

No son pocas las vences en las que unos chicos al llegar el momento del noviazgo y de preparación para el matrimonio me han preguntado: ¿Que tenemos que hacer para que el matrimonio salga bien?

Son lógicos los miedos ante la nueva situación que van a vivir cada uno de ellos ya que se presenta una nueva aventura de amor o, mejor dicho, se abre para ellos una puerta diferente a la que han vivido hasta ese momento.

A esos novios les hago una pregunta antes de responder a la pregunta que antes me han formulado: ¿Como ha sido tu vida familiar hasta ese momento? porque no podemos olvidar que en el matrimonio, en la nueva familia, se ponen en juego los valores, los talentos y las carencias que ya se han vivido antes. Es lógico que si un chico o una chica durante su vida familiar ha sido muy caprichoso/a también lo sea después en la nueva vida familiar.

Por eso un buen remedio para que un matrimonio triunfe es que desde la adolescencia y la juventud uno empiece a entrenar lo que luego va a ser su vida matrimonial y familiar. Lo malo es saltar al campo de juego donde juega la caridad, humildad, sencillez, perdón, etc., sin haberlo entrenado antes.

Así que ya sabes. Hoy inviertes para tu futuro matrimonio. Animo con tus padres y hermanas/os, ellos son la mejor escuela para mañana.