Caballé leía Camino

Con motivo de la muerte Montserrat Caballé, circula por whatsapp un texto de una entrevista que se le hizo hace un tiempo. No me he podido resistir la tentación de compartirlo con vosotros porque es precioso. Lo transcribo  que nos hace ver el lado más íntimo y espiritual de la soprano.

“Mi vida no tendría sentido sin el canto, sin el arte, sin ese don de expresar de manera excepcional, privilegiada, el amor, la bondad, el patriotismo, mis sentimiento más íntimos, los más nobles, los más elevados. Poder hacer disfrutar a los demás es mi gozo.

Hace unos años alguien me regaló Camino, un libro en el que se recogen pensamientos que te ayudan a encontrar a Cristo, y allí leí: Es preciso convencerse de que Dios está junto a nosotros de continuo. Vivimos como si el Señor estuviera allá lejos, donde brillan las estrellas, y no consideramos que está siempre a nuestro lado.

Estas palabras me han alentado a vivir de fe en mi trabajo, a no olvidarme de rezar antes de subir al escenario, a hablar con Dios, de un modo u otro, a lo largo de la jornada: a entender que mi fe puede trascender también a mi ámbito personal.

Pero mi vida tampoco tendría sentido sin mi familia, sin todo el elenco de valores que configuran su entorno. Aunque por imperativos profesionales tengo que desplazarme a viajar… siempre he procurado  encontrar los espacios necesarias para cuidar esos valores: la fidelidad, la unión y el amor hacia los amigos.

Todo eso; mi trabajo, mi familia, he procurado enaltecerlo por medio de la fe que me ha hecho y me hace esperar el premio más grande, el éxito más sorprenderte, la alegría en el corazón de los que buscan al Señor.”

Grande Montserrat Caballé. Seguro que ya conoce el rostro de Cristo.