¿Dios es joven o es anciano?

Hay tan pocas representaciones de Dios que en muchas ocasiones nos hemos podido hacer esta pregunta ¿Es Dios joven? ¿O realmente es un anciano con barba blanca?

Lo cierto es que el 20 de marzo se publicó el libro del Papa Francisco titulado “Dios es joven“. Este título realmente es un poco más largo y es “Dios es joven, siempre es nuevo”. El Papa, conociendo las necesidades de la Iglesia y para la preparación del próximo Sínodo, nos regala este maravilloso libro para conocer un poquito más a Dios.

Sí, sí, has leído bien. Nosotros que podemos pensar que lo conocemos puesto que vamos a misa, a la parroquia, a peregrinaciones, muchas veces desconocemos a este Dios del que tanto nos hablan. Hace poco me comentaba un sacerdote que cuánto más te acercas a él y más vives a su lado, más desconocido te parece porque realiza obras que no esperabas y que están más allá de tus expectativas.

Con este libro, el Papa tiene nos tiene muy presentes. Considera que “un joven tiene algo de profeta, y debe darse cuenta de ello. Debe ser consciente de tener las alas de un profeta, la actitud de un profeta, la capacidad de profetizar, de decir, y también de hacer.” Algo que también resaltaría es que el Santo Padre pide perdón a los jóvenes porque en muchas ocasiones ” no siempre los tomamos en serio. No siempre los ayudamos a ver el camino y a construirse aquellos medios que podrían permitirles no terminar descartados. Con frecuencia no sabemos hacerlos soñar y no somos capaces de entusiasmarlos.”

Y así es como el Papa Francisco describe a Dios: “Dios es Aquel que renueva siempre, porque Él es siempre nuevo: ¡Dios es joven! Dios es el Eterno que no tiene tiempo, pero es capaz de renovar, rejuvenecerse continuamente y rejuvenecer todo.” Y es que sabe y conoce perfectamente nuestra debilidad y nuestra fortaleza, nuestras virtudes y nuestros defectos, nuestros deseos y nuestros miedos. Y todo esto solo lo puede conocer alguien que sepa ponerse en nuestra piel, que sea joven como nosotros.

Desde esta sección te invito a que nos atrevamos a conocer un poquito más a este Dios y a que te aventures en este libro “Dios es joven” que el Papa ha escrito pensando en ti y en mí.