Una Misa en una Plaza de Toros.

El obispo emérito de Segovia,  Mons. Ángel Rubio, que fuera capellán del coso toledano en los años sesenta, ha presidido una Eucaristía en la plaza de toros de la ciudad de Toledo el pasado 3 de diciembre. Se trata de la primera vez que celebró una misa en sus más de ciento cincuenta años de historia del edificio y cerca de doscientas personas se dieron cita en esta primera celebración litúrgica.

Estuvo acompañado por una nutrida representación de sacerdotes entre los que estaban D. Santiago Calvo, canónigo de la Catedral Primada, D. José Mª Cabrero, delegado episcopal de Cáritas diocesana y D. Josué García, nuevo capellán de la Plaza de Toros.

La familia del toro tuvo a dos matadores de toros más importantes presentes, Eugenio de Mora y Álvaro Lorenzo, así como el novillero torrijeño Jorge Molina. Una destacada presencia de los alumnos de la escuela taurina de Toledo fueron encargados de leer las peticiones. También estuvo presente Joselito de Vega como profesor de los futuros toreros.

A pesar de la fría mañana del sábado, los aficionados taurinos, profesionales y propiedad y trabajadores del coso asistiesen a la primera celebración eucarística llevada a cabo en el ruedo de la plaza de toros de Toledo.

Artículo Original en Arzobispado de Toledo