Converso, ¿qué harías si te sientieses desplazado por tu núcleo íntimo?

David, Arratibel, es el director de Converso, esta película documental de una hora estrenada a finales de septiembre de 2017.  David, que es agnóstico, nos acerca a unos ambientes cálidos, cercanos, que favorecen la naturalidad, espontaneidad del diálogo, estas características envuelven toda la obra, haciendo posible esa reflexión personal hacia nuestra interioridad para ser sinceros con nosotros mismos. ¿En serio, busco rectamente la verdad o me conformo con satisfacciones inmediatas? ¿A qué creencias estoy aferrado? ¿Soy libre o es el libertinaje lo que me atrapa? Podrían ser algunas preguntas que te surjan al ver esta película.

El título del documental viene motivado por el término conversar, del latín, analizándola etimológicamente está compuesta del prefijo con– (completamente, globalmente.) Versare (girar, dar vueltas.), la traducción sería: “vivir, dar vueltas en compañía”. A su vez, esta película de conversaciones pendientes, tiene por título ese juego de palabras, por un lado, conversación, por otro, cambio de vida.

 

Asomarse a la ventana de la fe desde distintos puntos de vista es lo que nos muestra el director que tiene como protagonistas su misma familia y él, conversaciones pendientes, como decía, tras años de sensación de distancia al cambiar lo más íntimo del ser, una experiencia personal que tumban sus creencias, los actores, sorprenden por la autenticidad al relatar sus experiencias.

Esta producción valiente, a parte de la industria del cine, es una prueba de la existencia y necesidad de películas, que como esta, invitan a vivir con la conciencia despierta y no pasar por el mundo viviendo una “vida aborregada”.

No te quedes con los interrogantes atrapados en ti, si tienes algo que preguntar a las personas que te importan, no aplaces ese diálogo y ve a la fuente, no a otras personas y conformarte con chismecillos que enredan, no aclaran nada.

 

http://www.conversolapelicula.com/#trailer