La promesa de Clara a María.

María Chegue soñaba con un colegio para sus niños de Kenia y Clara Purroy le prometió a sus catorce años que sería arquitecta para hacerlo. María es keniata y profesora de Inglés en un colegio de Pamplona y Clara era una de sus alumnas a las que entusiasmó con el proyecto siendo una adolescente.

Clara Purroy, la arquitecto que está haciendo posible el sueño de su profesora del colegio.

María empezó a ahorrar para darle una buena educación al futuro de su país en 2008. Trabajaba como profesora en el centro pamplonés, daba clases particulares y cocinaba los fines de semana y así pudo financiar la compra de los terrenos en Rongai, Kenia, según contó a Diario de Navarra en un reportaje publicado el año pasado. De esta forma, consiguió comprar los terrenos y construir unos barracones. Así nació Our Lady.

Los voluntarios con los ciudadano keniatas de la zona. Foto: Building their Future.

En septiembre de 2015, Clara Purroy comenzaba su último año de Arquitectura en la Universidad de Navarra y llamó a María para contarle el proyecto fin de carrera que haría: su soñado colegio. Luego le preguntó que cuánto dinero tenía. La respuesta fue nítida: “Nada”, afirmó la profesora. La futura arquitecta no se conformó y junto con otros dos colegas, Fernando Navarcorena, economista, y Leire Muñoz, compañera de Clara de la carrera, se pusieron manos a la obra. Ninguno estaba en Pamplona, sino en sus ciudades de intercambio, pero no fue impedimento. Skype y sus dos profesores fueron la clave para comenzar a rodar el proyecto.

Durante la construcción de la segunda fase de Our Lady, estos días en Kenia. Foto: Building their Future.

Lo primero que hicieron fue constituir la asociación Building Their Future y buscar fondos para financiar el proyecto. 30.000€. Luego construyeron el colegio piloto en la entrada de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra. El siguiente verano, de 2016, el sueño empezó a construirse gracias a la fuerza de Clara, de los 59 voluntarios restantes, contando a los dos arquitectos profesores, y las casi innumerables horas que trabajaron de sol a sol en Rongai, Kenia. Este verano han vuelto para continuar el sueño de María y la promesa de Clara.

Las cosas grandes siempre comienzan siendo pequeñas. ¿Y tú? ¿Tienes alguna iniciativa para mejorar el mundo? ¡Cuéntanosla!

Puedes seguir Building their Future en su página de Facebook y así les ayudarás a conseguir financiación.