El secreto de los retiros de Emaus por Isabel Sartorius

Esta semana dedico el post a contaros una experiencia magnífica que he tenido hace muy poco tiempo. Me animo a compartirla por lo importante que ha sido para mí y todo lo positivo que he sacado de ella.

Hace unas semanas hice un retiro espiritual maravilloso donde Dios me tocó, de una manera especial, el corazón. Este retiro es el de Emaus. Hacía mucho tiempo que no lograba sentir así la alegría inigualable de vivir con el corazón abierto de par en par en tan solo unos pocos días, y de poder dar esas gracias en grande por esta vida y poder seguir dándolas.

Tomé nuevamente consciencia de cómo se nos olvida en el día a día, a mí la primera, alejarnos de la mente y saber funcionar desde el corazón con esa energía tan extraordinaria y única que es la fuerza del amor. El amor, no como adjetivo que es la emoción y el sentimiento que nos embarga,  sino el amor como verbo, el amor como acción, como esa disposición infinita hacia las necesidades del otro y de su bienestar. Del amor implacable en el que nos comprometemos y nos entregamos con todas nuestras fuerzas. Ese amor que nos saca una sonrisa a pesar de todo y contra todo.

Salí de este retiro de Emaus sobre todo con la mirada renovada hacia los demás. Sintiendo como estamos todos en el mismo barco, y como todos nosotros independientemente de nuestros actos, de nuestros pensamientos o de las explicaciones que nos demos sobre el mundo, compartimos una misma esencia, ese mismo origen inocente, esa misma necesidad de trascender. Mirar al otro desde el amor supone aceptarlo profundamente y comprometernos con la posibilidad que tiene de llegar a ser y de desear que lo sea.

Al final del retiro, fui consciente de que salía con esa mirada que ama y acepta al otro, que no lo enjuicia y que ve sus posibilidades, más allá aún de lo que a veces parece posible. Y este amor tiene una gran capacidad transformacional porque con él sostenemos y animamos a crecer. Y, por supuesto, crecemos.

Ya sé que, a veces, es difícil mantener esta mirada amorosa, porque nos encontramos en el camino con gente que nos hace daño. Lo que me ayuda es pensar que el verdadero amor en acción consiste en aparcar, por un momento, nuestros propios sentimientos y centrarnos en el amor/acción, cultivando la paciencia, la benevolencia, la humildad, el respeto, la indulgencia, la generosidad y la confianza.

Cuando practico el amor de esta manera me siento muy unida a todos y de nuevo consigo crecer en compasión y empatía.

Esta semana no hay listas, no hay herramientas, no hay planes de acción, ¡¡¡esta semana os animo a abrir el corazón de par en par!!!

“El amor es la fuerza más humilde pero la más poderosa de que dispone el ser humano” (Ghandi)

Decide triunfar, decide que no pasarás ni un solo día sin amar” (Anónimo)

“El amor a la belleza en sus múltiples formas es el más grande don del ser humano” (Alexis Carrel)

“No se accede a la verdad sino a través del amor” (Agustín de Hipona)

Es un tema transcendente del que me gustaría saber vuestras opiniones y cómo practicáis vosotros el amor en acción, de qué manera lo vivís.

Fuente: http://blog.hola.com/isabelsartorius/index.php/2016/07/el-amor-en-accion/