La gran locura de ser hoy un joven católico.

No es fácil este post para cada uno de nosotros porque estas lineas nos plantea un nuevo reto para cada uno de nosotros que nos sentimos y queremos ser: jóvenes y católicos.

Lo primero sería preguntarse, ¿Que significa ser joven?, hay un santo que cuando habla de la juventud dice que para él, la juventud, es la capacidad de entrega. La segunda pregunta sería: ¿Y católico?, la catolicidad es universalidad. Es decir sentir el mundo, todo el mundo, como nuestra propia casa. Por consiguiente un joven católico se podría definir como aquel que tiene capacidad para entregarse a todo el mundo.

La otra gran pregunta es, ¿Pero, quien es el mundo?, la respuesta es muy sencilla. Es cada una de nuestras hermanas y nuestros hermanos, mujeres y hombres que viven en cualquier parte; y especialmente son aquellos que necesitan de nuestra ayuda.

Es decir un verdadero joven católico es aquel que se entrega, siente, las preocupaciones de de cualquier joven de cualquier lugar del mundo como si fueran sus propias ocupaciones. Ese sentir, esa preocupación, nos agranda el corazón y nos hace buscar las distintas formas para poder estar con cada uno.

Y este reto, como comprenderás, es un gran desafió que los que formamos parte de Jóvenes Católicos estamos dispuestos a afrontarlo, ¿Y tú?