Los millennials “reinventan” el sacerdocio

Anthony Ferguson es uno de los muchos jóvenes en Estados Unidos que han descubierto la maravilla de la llamada de Dios al sacerdocio. El, como otros 1900 chicos, se ha matriculado el año pasado en algún seminario de los Estados Unidos. El tenía la idea como proyecto casarse y formar una familia pero descubrió que Dios tenía otros planes para él y hoy forma parte de lo que algunos han denominado: seminarista “millenial”.

Son una generación de sacerdotes y seminaristas que usan Facebook y Snapchat, y chatean con sus amigos utilizando graciosos GIFs; que en público llevan su traje clerical y comparten detalles de su vida de oración en las noches de viernes que otros se quedan viendo Netflix.

Son de los que hablan abiertamente con sus formadores sobre sus luchas con la castidad y en los que destaca la virtud de la Alegría. El número sigue creciendo y, poco a poco, como dice Time se están convirtiendo en un fenómeno común en USA.