¿Te haces preguntas? Ellos también y te dan respuestas.

¿Por qué Dios permite el sufrimiento? ¿Dios es un dictador cruel? ¿Qué sentido tienen los sacramentos? Atrévete a buscar es un proyecto de la Fundación Carmen de Noriega que quiere dar a conocer de forma sencilla y didáctica esas cuestiones que todos nos planteamos, incluso ese pequeño ateo que llevas dentro. Hoy hablamos con uno de los creadores, Gonzalo Barriga, profesor de la Universidad Francisco de Vitoria.

¿Qué es Atrévete a buscar?

Una iniciativa de un grupo de colaboradores de la fundación Carmen de Noriega que que queríamos transmitir de forma fácil y didáctica las cuestiones fundamentales de la fe y complejas de explicar.

¿Cuándo surgió este proyecto?

Hace dos años. Primero, hicimos una lista de temas que considerábamos importantes sobre la fe, nos pusimos en el lugar de los ateos: pensando en qué cuestiones les aleja del catolicismo. Lo primero que hicimos fue cuestionarnos si la religión era compatible con la fe y si Dios existe; así, llegamos a la idea de que era bueno y, si es bueno, ¿por qué permite que suframos?, al final esto es algo con lo que todos nos peleamos. En tercer lugar, nos preguntamos cómo es Dios, desmontar las imágenes de Dios que hay en la sociedad, como juez, que castiga. 

¿Por qué os lanzasteis a este proyecto?

Por nuestra vida de fe pensamos que no nos podíamos quedar con los brazos cruzados. No por ser temas complejos o que no haya comunicación, vamos a renunciar a contarlos. Además, pensamos en tres públicos: queríamos entrar en diálogo para mucha gente. De eta manera, los vídeos están pensados para ateos, para agnósticos y el ateo que todos llevamos dentro. Todos dudamos, todos nos hacemos preguntas como cualquier ser humano.

¿Qué otras preguntas os habéis planteado?

Hicimos hasta un listado de 30 temas, desde lo más básico a lo más complejo. Hay muchísimos temas que nos han sugerido otras personas a raíz de estos vídeos; desde cuestiones morales a cómo explicar que Jesús es el hijo De Dios o enseñar a rezar.

¿Quiénes estáis detrás?

Colaboradores de la Fundación, yo, otro compañero periodista y un profesor de la Universidad Pontificia de Comillas.

Llevará muchísimo tiempo… ¿Para cuándo más?

Uff. Muchísimo. Cuando consigamos un poco de dinero y tiempo, sobre todo tiempo, haremos otros tres más.

¿Cuál ha sido la reacción de la gente desde que os lanzasteis?

Espectacular. Muchísima gente hispanohablante nos escribe para felicitarnos y animarnos a seguir con ello. Está sirviendo para parroquias y catequesis. Esto es lo que más nos anima para seguir. 

¿Qué os ha aportado a vosotros?

A fundamentar nuestra fe. Hemos tenido que formarnos y leer más.

FUNDACIÓN CARMEN DE NORIEGA

¿Qué hace la fundación Carmen de Noriega? Háblanos de las actividades que lleváis a cabo.

Ayuda a la Iglesia a comunicar mejor el mensaje del Evangelio. En concreto, se dedica a actividades formativas para seminaristas, sacerdotes, religiosos, portavoces o responsables de instituciones de la Iglesia o catequistas en tres niveles: larga distancia, cómo tratar con los medios de comunicación y cómo afrontar una crisis de comunicación; media distancia, buena comunicación en una clase u homilía; y en la interpersonal, acompañamiento espiritual de forma real y atractiva. No podemos dejar de transmitir la fe por falta de formación.

¿Dónde vais? 

Donde nos llaman. Hace poco hemos estado en Oviedo, Guadalajara, también vamos a Córdoba, nos encargamos de forma estable de la formación en el seminario de Madrid… No damos a basto. 

¿Cómo comunica la Iglesia?

Es complicado valorar, pero creo que va a mejor. Están surgiendo muy buenas iniciativas que hacen mucho bien y que la Iglesia no ha perdido el tren de Internet. Los gabinetes de comunicación se ha dado cuenta de que necesitan manos más profesionales. El no saber gestionar una crisis de comunicación puede destrozar todo lo bueno que ha hecho durante muchísimos años.