“Queremos un concierto de grandes dimensiones y transmitir el estilo de vida de Jesús”

Hablar de Hakuna es pensar en revolución, juventud, amor a Cristo, contracorriente… pero este finde, significa ¡nuevo disco! e ir a por todas en la sala Joy Eslava. Es querer triunfar y pasar por donde han tenido que pasar todos los grandes, por una causa que bien lo merece y por la que hacer lío está justificado: Jesucristo. Disfrutad de la entrevista y no olvidéis ir al concierto (para los más impacientes y para los seguidores de otros países los tenemos por Spotify).

¿Qué tiene Hakuna que no tiene otro coro parroquial?
Hakuna Group Music no lo sustenta una parroquia, lo llevamos un grupo de jóvenes que con nuestra música queremos transmitir un modo de vivir, nuestra alegría y nuestras ganas de que el resto del mundo conozca a Dios. Además no es simplemente música que se canta en misas, si no también se busca el poder rezar con ellas; como dijo San Agustín: “Cantar es rezar dos veces”.

Contadnos la historia.
Hakuna surgió en 2013, cuando hicimos el primer viaje de jóvenes de la parroquia [de San Josemaría de Aravaca, Madrid]. En él se formó un coro que cantaba canciones en Misa, a raíz de esto, se nos ocurrió idea de crear un grupo de música católico, sin tener mucha idea del alcance y éxito que iba a acabar teniendo.

¿Cuántos formáis el grupo?
Treinta, entre coro y banda.

Queremos que nuestra música ayude a rezar

¿Quién compone las canciones?
Las letras de las canciones son casi siempre oraciones escritas por D. José Pedro Manglano, el sacerdote que se encarga del grupo de jóvenes de Hakuna [en la parroquia] y una vez terminadas, los integrantes del grupo les ponemos la melodía, aunque algunas del primer disco son canciones que ya existían y nos gustaba cantarlas en las horas santas.

¿Que aceptación estáis teniendo entre los jóvenes?
Increíble. Nuestra música se puede cantar tanto en misa, en una adoración, hasta en el coche, creo que eso es lo que nos caracteriza y lo que está haciendo que tenga una aceptación enorme, entre jóvenes y mayores.

¿Creéis que es verdad que se reza dos veces cantado?
Si no lo creyésemos, nuestras canciones no tendrían sentido. Queremos que nuestra música ayude a rezar.

¿Qué supone para vosotros presentar vuestro disco mañana en la sala Joy Eslava de Madrid?
Una gran oportunidad, pues es una de las salas emblemáticas de Madrid y de España. Queremos hacer un concierto de grandes dimensiones y que nuestra música llegue a mucha gente, transmitiendo una forma de vida a través de la música.

Todos los artistas que han llegado a ser algo en el panorama español han pasado por aquí.

Para nosotros es un decir somos alguien, somos un coro de parroquia pero sabemos hacer las cosas bien, somos profesionales, nos gusta lo que hacemos y somos buenos en ello. Para nosotros es una forma de salir a la calle y hacer lío, con nuestro mensaje, alegría y entusiasmo.

las canciones que más definen Hakuna son Libertad y Revolución

¿Cómo los podemos conseguir?
Aunque principalmente compartimos nuestra música en plataformas digitales como Spotify o Apple Music, disponemos de discos físicos que vendemos en conciertos, horas santas y otros muchos eventos puntuales que realizamos a lo largo del año. Nos hemos ayudado mucho de las redes sociales para distribuir nuestra música.

Mi pobre loco. ¿De dónde viene el título del segundo disco?
Mi pobre loco hace referencia a lo más bello que tenemos en este mundo: Jesús. Decimos mi pobre loco porque está “locamente enamorado” de cada uno de nosotros. Tanto es así que soporta cualquier cosa con tal de que lleguemos a sus brazos, tal como dice la canción que lleva el mismo nombre.

¿Cuál es la canción que más define qué es Hakuna?
Hacen falta muchas más canciones, una se queda corta. Cada experiencia personal y cada momento necesitaría su propia melodía. Pero contestando a la pregunta, solo con los dos títulos podemos vaticinar de qué va todo esto: Libertad y Revolución. La primera busca romper las cadenas que la sociedad nos vende, ser diferentes, arriesgarse a ir a contracorriente y, sobre todo, vivir.
La segunda la conocemos como el himno de Hakuna. En el estribillo se repite una y otra vez la palabra “ábrete”; esto quiere decir que los cristianos no podemos quedarnos encerrados y ver qué pasa. Tenemos que salir a la calle, ser los protagonistas y cambiar el mundo a pesar de que parezca una locura.

¿Alguna vez pensasteis que hoy estaríais liándola tanto con un disco con música religiosa?
No pensamos que tendría tanta repercusión. Empezamos porque de una manera u otra a todos nos gustaba la música y quién canta, reza dos veces. Tras la salida del primer disco la respuesta fue muy positiva, vimos que hacíamos mucho bien para acercar no solo a la gente a Dios sino a nosotros mismos.

¿Con qué sueña Hakuna Group Music?
Con hacer llegar el fuego de Cristo al mundo a través de la música, sin importar quién la escuche y de dónde venga, porque nuestra música es para todos. Queremos que arda el mundo.