Tu regalo a Jóvenes Católicos por Navidad

Hace unas semanas hablamos en uno de nuestros post sobre la humildad que requiere el pedir, básicamente porque supone reconocer la propia debilidad y, además, porque una de las respuestas con la que uno se puede chocar es con el “no”.

El post de hoy va de pedir, de pediros justamente eso que todos odiamos que se nos pida. Y es que necesitamos un pequeño donativo de cada uno de vosotros para sufragar los gastos que se derivan del proyecto “Jóvenes Católicos”.

Jóvenes católicos nació hace algo más de 6 años, y en este periodo poco a poco hemos ido creciendo hasta superar los 190.000 seguidores en redes sociales y, tras varias remodelaciones de nuestra web, alcanzar a más de 1 millón de visitantes de todo el planeta. Además, en agosto nos fusionamos con GivenFaith y su equipo, siendo actualmente más de 20 personas las que, de forma altruista, mantenemos con la ilusión del primer día está iniciativa cristiana y apostólica.

Los gastos del año pasado supusieron algo más de 1.500€ entre los que están incluidos el pago del dominio y hospedaje de la web, la publicidad en Facebook (con la que intentamos llegar a más y más jóvenes), las licencias de app y webs como Soundcloud, las comisiones bancarias, los eventos y el material logístico y de merchandising. Gracias a personas muy generosas que han corrido con parte de ellos, y también a la venta de camisetas con nuestro logotipo, hemos conseguido dicho importe.

Este año, en nuestra ilusión por seguir creciendo y acercado a más jóvenes a Dios, deseamos sobre todo dar un empujón en las nuevas formas de evangelización y emprender labores de voluntariado con los más desfavorecidos, para llegar a ser algo más que una web, un Facebook, un Twitter y un Instagram. Tenemos la esperanza de mejorar la calidad de nuestros vídeos y para ello necesitamos una cámara digital y equipos de audio e iluminación. También debemos cubrir los gastos fijos que arriba mencionábamos y, puestos a soñar con vuestra generosa aportación, emprender un programa de voluntariado para este verano en África o Sudamérica.

Como veis, no ponemos tope, porque la caridad no tiene límites. Os agradecemos de corazón lo que tan generosamente podáis donar. Ni uno de los céntimos que nos deis serán empleados en cosa ajena a lo arriba mencionado, os lo garantizamos.

Ya sabéis nuestro lema: mucha gente pequeña, en muchos lugares pequeños -con una aportación pequeña- pueden hacer grandes cosas por cambiar el mundo. ¡Gracias!




*Para las donaciones, Jóvenes Católicos usa PAYPAL por ser una forma rápida y segura de pagar en Internet.