Nubia Loayza, voluntaria del Congo este verano: “Hacer voluntariado en verano nos ayuda a crecer en generosidad”

No te vas a arrepentir, vas a salir ganando” es el lema que propone el Club Universitario Larrabide de Pamplona, con la colaboración de Universitarios por la Ayuda Social de la Universidad de Navarra, para este verano cambiar un poco el Congo. Nubia Loayza es una de las universitarias que participará que volará a África este verano y esta semana nos cuenta un poco más acerca de esta iniciativa solidaria que llevará a un buen grupo de universitarias a África. Estudia Económicas en la Universidad Pública de Navarra y es ecuatoriana.

¿Cómo y por qué surgió el proyecto?
Una amiga enfermera viajó unos días al hospital de Monkole en Kinshasa, capital del Congo, cuando nos contó sus experiencias sobre el Congo que pensamos que esta experiencia teníamos que compartirla con más gente.

¿En qué consiste exactamente el proyecto?

Ir tres semanas a Kinshasa, del 1 al 20 de agosto. El voluntariado lo haremos con estudiantes congoleñas de lunes a viernes y los fines de semana haremos intercambio cultural con las nativas.

¿Qué vais a hacer?
Durante la primera semana, iremos a un orfanato con niños de 0 a 17 años llevado por tres misioneros, hay unos 700 niños. La siguiente, estaremos en la escuela social Moluka de jóvenes entre 15 y 17 años en la que vamos a colaborar en el programa de aprender a escribir, leer y valores. La última, iremos a un dispensario médico que depende del hospital de Monkole.

¿Qué te dice el lema: “No te vas a arrepentir, vas a salir ganando”?

Realmente uno piensa que esta dando, pero te llevas la sorpresa: estas recibiendo mucho mas de lo que puedes dar. Es una invitación a los jóvenes a ser generosos con su tiempo.

¿Cuál es la situación actual del Congo?

Es un país en el corazón de África de un tamaño cuatro veces España; muy rico en recursos naturales donde viven cerca de 75 millones de personas. Fue colonia belga hasta los años 60, por eso el idioma oficial es el francés junto con otros idiomas africamos. La tasa de natalidad es muy elevada, aunque la mortalidad infantil, por enfermedades prevenibles en otras partes del mundo, es también muy alta. La esperanza de vida es alrededor de 50 años, por lo que la imagen que ofrece el país es de una población muy joven llena de vitalidad.

Desde el club universitario, ¿qué estáis haciendo para impulsar el proyecto?

La formación de los voluntarios es esencial, por lo que hemos organizado sesiones informativas y formativas una vez al mes, en las que hemos tratado diversos temas.

Para recaudar financiación para el proyecto se nos ocurrió vender camisetas a 10 euros y tazas a 5 euros con el logotipo del proyecto. También nos hemos inscrito al día Solidariun de la Universidad de Navarra con el objetivo de difundir el proyecto y recaudar fondos.

¿Has hecho algún voluntariado de este tipo?

Sí, hace dos años y el año pasado fui diez días a Portugal para realizar un voluntariado en el centro Juan Pablo II en el que estábamos con niños discapacitados psíquica y físicamente de todas las edades. Fue una experiencia inolvidable, por eso repetí.

¿Qué esperas de estos días en el Congo poniendo un granito de arena para mejorar el mundo?

Sé que cambiar la vida de todas las personas con las que estemos es imposible, pero son personas maravillosas que saben valorar las cosas pequeñas de la vida. Confió en que mi estancia allí les ayude a mejorar en algo su modo de vida. Pero también sé que lo que me van a aporta es mil veces mas de lo que yo les haya podido dar. Mis amigas y yo pensamos que este voluntariado hará que haya un antes y un después en nuestras vidas.

¿Por qué ir al Congo como voluntaria en verano cuando te puedes quedar en casa o en la playa?

Es una oportunidad de enriquecimiento personal donde uno aprende a madurar y a valorar lo que tiene. También nos ayuda a crecer en generosidad, empatía y reordena la escala de valores que uno tiene. Darse a los demás hace que ese tiempo del que disponemos sea fructífero y que al final sintamos que hemos aprovechado muy bien el tiempo del que disponíamos.

Os animo a todo el mundo cambiar el mundo esta en nuestras manos, solo depende de nuestra disposición.

En esta obra social pueden participar universitarias de toda España, para más información, puedes contactar con Club Universitario Larrabide