Hernando José Bello, peregrino de la JMJ y universitario: “Lo mejor de participar en una JMJ es que te haces más joven”

Hernando, colombiano, estudia Filosofía y Periodismo en la Universidad de Navarra, asegura que lo mejor de la universidad “es conocer a personas que tiene grandes aspiraciones”. El pasado mes de agosto estuvo en la Jornada Mundial de Juventud en Río de Janeiro con otros amigos, afirma que su mejor recuerdo es “comulgar en la playa de Copacabana” y su forma de hacer “lío” es “haciendo amigos”.

 

¿Qué hace un colombiano por España?

Yo quería estudiar Filosofía, pero en Colombia hay pocas universidades donde hay buenas facultades para cursarla. Fue un sacerdote amigo, al que le había dicho que quería estudiar Filosofía, el que me habló de la Universidad de Navarra, donde él había estado un tiempo. Busqué en la página de la UNAV y me gustó el plan de estudios.

 

Estudias Periodismo y Filosofía, ¿no te parece una locura?

Ya estudiar solo Filosofía es una locura- se ríe. No, la verdad es que creo que estudiar el doble grado no es imposible ni solo para unos pocos “aventajados”: requiere meter más horas de estudio, eso sí, pero el que se esfuerza lo logra.

 

¿Eres más periodista o filósofo?

La verdad- se ríe-, no lo sé. Mi personalidad es más de filósofo, pero últimamente me está llamando más la atención la comunicación. Ambas son muy interesantes y se puede profundizar en ambos campos, si se quiere. Se me puede decir que eso es ser más filósofo, pero bueno.

 

Fuiste uno de los casi cuatro millones de jóvenes en Copacabana en la misa de Envío de la JMJ: ¿por qué viajastes hasta Brasil este verano después de estar todo el año fuera de casa?

Porque valía la pena: estar con tantos jóvenes junto al papa es estar en casa, en pleno corazón de la Iglesia.

 

¿Valió la pena?

Por supuesto. No tuve la oportunidad de saludar al Papa, del que aprendí mucho, pero sí a muchos jóvenes con los que coincidí.

 

Entonces, de las palabras de Francisco, ¿con qué te quedarías?

“No balconeen. Hagan lío”. Me gustaron mucho las que dijo también sobre los abuelos y los jóvenes, que son para él los “dos extremos” que no se tienen en cuenta.

 

Tu mejor recuerdo:

Comulgar en la playa.

 

¿Qué es lo mejor de participar en una “semana de la juventud”, como dijo el Santo Padre?

Que te haces más joven: sales con fuerza y energía para anunciar el Evangelio.

 

El Papa nos dijo que hiciéramos “lío”, ¿cómo haces lío en la universidad?

Haciendo amigos. Algo más “formal”: algunos tenemos un grupo de oración semanal.

 

¿Cómo surgió el grupo de oración?

Hace un año más o menos me estaba leyendo la exhortación apostólica “Verbum Domini”, de Benedicto XVI, y hay una parte donde él habla sobre el Evangelio y los jóvenes y se me ocurrió que sería bueno leer entre varios el Evangelio y rezar: no quedarnos en la mera curiosidad de conocer. Me pareció que sería bueno seguir más o menos la estructura de la “Lectio Divina” (una forma de hacer oración: lectura, meditación, oración y contemplación). Al principio íbamos siguiendo el orden del evangelio de San Mateo: ahora seguimos leyendo el Evangelio pero siguiendo el orden que el Catecismo sigue cuando habla de la figura de Jesús: el nombre de Jesús, el Hijo de Dios, el Señor… de cada “tema” leemos un fragmento de evangelio que corresponda.

Puede venir todo el que tenga ganas de conocer y tratar más a Jesús, de rezar por los demás y pedir para que recen por uno.

 

Entonces, ¿qué sentido tiene la oración para un cristiano?

Es como el oxígeno para la llama de una vela: si no se reza, no se puede seguir a Jesús de verdad. Lo increíble –la gracia de Dios es increíble– es que no solo rezamos cuando nos retiramos a solas, sino que podemos hacerlo en todo momento.

 

Y como filósofo, ¿crees que es importante para el alma?

Como filósofo y periodista, en potencia, lo creo: es alimento para el alma.

 

@Católicos_es solo está empezando, ¿Nos das un mensaje de ánimo?

Me gusta despedirme de la gente diciendo “mucho ánimo”, porque ánimo viene de ánima, alma. Mi mensaje de ánimo es que metan el alma en este proyecto y seguro que sale todo muy bien: en palabras de Francisco, “hagan lío”, espero hacerlo yo también. ¡Muchas gracias!

JMJ 1